Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

Ricardo Montaner, la historia de un viajero encantador

Ricardo Montaner, la historia de un viajero encantador
 

El cantante venezolano lanzó su nuevo álbum ‘Viajero frecuente’ en las cataratas de Iguazú.

‘Viajero frecuente’, el disco del artista nacido en Argentina pero criado en Venezuela, fue lanzado en las cataratas de Iguazú. Elenco lo acompañó y estuvo en la grabación del video de la canción ‘Time’ en ese sublime escenario, que le sirvió para recordar cuando viviendo en Buenos Aires jugaba fútbol y atrapaba ranas de todos los tamaños que llevaba a su estanque personal. Una charla íntima con el romántico de América.

Frente a la Garganta del Diablo, con la voz entrecortada por la emoción y escuchando el rebote del agua entre los acantilados, Ricardo Montaner recuerda las ranas de su infancia. Nació a unas cuantas horas de viaje de allí, en Buenos Aires, aunque la mayoría de la gente piensa que es ‘veneco’. Y tiene razón, pues además del acento, añade que siendo muy pequeño su familia se trasladó a ese país y fue allí donde creció.

Cerca de Dios, así se siente el hombre de las letras enamoradas, el que ha servido de telón de fondo a tantos romances, cuyos temas han estado en el cabezote de infinidad de telenovelas y que ahora vemos cada noche en nuestras pantallas como uno de los entrenadores del concurso La voz Colombia.

Ricardo recuerda entonces La Escuela 35 en Villa Caraza, Buenos Aires, a la que llegaba cada mañana con un alfajor en el bolsillo y usando el guardapolvo blanco que su mamá le almidonaba todos los días. “Después de llegar a casa me cambiaba e iba a jugar fútbol y luego a pescar ranas. No volvía con menos de tres ranas; no tenía coraje para dejarlas. Había un estanque a dos cuadras de la casa y tenía un criadero de por lo menos 300. Pero cuando me mudé, me tocó abrir el estanque y soltarlas. Fue un acto de separación muy fuerte, de renuncia”.

Montaner ya había estado allí antes, hace siete años, por una campaña que hizo con la Organización Panamericana de la Salud. Es embajador de Unicef, y la OPS era uno de los impulsadores de La Semana de la Vacunación en las Américas: “Cuando conocí la Garganta del Diablo me prometí venir a darle marco musical a un video”. No es para menos. La majestuosidad de este conjunto de cascadas conformado por el río Iguazú y la selva ubicada en la frontera de la provincia de Misiones, en el Parque Nacional de Iguazú, en Argentina, fue nombrada el año pasado como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo. Allí, elenco fue el único medio colombiano invitado para el lanzamiento de su disco titulado Viajero frecuente y para la grabación del video de la canción Time.

Con la misma emoción con que cuenta anécdotas de su infancia frente a 20 periodistas de diferentes países de Latinoamérica, afirma que Viajero frecuente le produce tanto disfrute como cuando lanzó Tan enamorados o La cima del cielo (dos de sus mayores éxitos hasta hoy): “Es como si este fuera mi primer trabajo. Cuando empezó a sonar Tan enamorado me di cuenta de la inmediatez, y eso que no teníamos ni Itunes, ni Twitter, ni Facebook. El disco era en blanco y negro, yo era en blanco y negro. En ese momento sentí algo muy parecido a lo que estoy sintiendo ahora. No es porque sea mejor, ni porque haya aprendido a cantar más o escriba mejor, es porque Dios ha sido muy generoso conmigo y me permite tener este tipo de experiencias tan hermosas”.

Ya son 24 álbumes -para recordar el dato se apoya en Gabriela, la presidenta del Club de fans de Argentina, a la que el cantante invitó a este viaje-. “Lo más preciado que conservo a lo largo de todos estos años es la experiencia de saberme querido y vigente. La única causa para que esto suceda es que Dios está ahí conmigo todo el tiempo, ayudándome, avivándome, manteniéndome con la llama encendida para que siga haciendo todo con vitalidad y con mucha alegría”.

Como el título de su nuevo álbum, Montaner es un viajero incansable que siempre lleva consigo su almohada. Pero en el equipaje de su vida también se nota que lleva la humildad que le ha brindado la experiencia, esa que le permite tener siempre una sonrisa y un gesto de amabilidad para todo el que se le acerque.

Al que asistimos es su primer álbum lanzado mundialmente con Sony. Puesto en venta el 16 de octubre, ya tiene disco de oro en Argentina y Venezuela, y es primer lugar en Itunes en Argentina, Venezuela, Colombia, Costa Rica, Guatemala y República Dominicana.

El año pasado, las Cataratas de Iguazú fueron escogidas como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo. El artista fue uno de los que lideraron la campaña y se autodenominó embajador de las mismas. “Aquí hay algo que te atrapa. Hay algo de Misiones que tiene un atractivo especial que va por encima de lo que te ofrece la vista, por encima del saber que te encuentras con Dios cada vez que te asomas. Es ese beso doble rodeado de cariño”.

Time, la canción de la que se rodó el video durante nuestro viaje, será lanzada el año entrante. Hace referencia a tres historias paralelas amenazadas por la muerte, pero con un final feliz. Es una canción inspirada en lo frágil que es el tiempo, en lo poco que dura. El tema fue grabado con la Sinfónica de Milán en Italia: “La canción tiene un movimiento y un sonido de cuerdas que perfectamente juegan con la grandiosidad de las caídas de agua”.

Con mucha incredulidad, ¿de verdad su siguiente sueño es ganar ‘La voz Colombia’?
Sí, un próximo y cercano es que mi equipo sea el que gane. Es el programa más exitoso en los últimos tiempos en Colombia. Es un sueño hermoso; 46 millones de personas ven el programa y de alguna manera me siento muy honrado de que el país entero esté sentado frente al televisor. Nosotros estamos felices y además me siento orgullosísimo porque ya me dicen colombiano. Desde el primero de noviembre me mudé a Bogotá y voy a estar hasta el 20 de diciembre.

Se le ve muy cómodo…
Se me han borrado las nalgas de tanto viajar, pero lo hago para divertirme; no hay dinero que compre eso. La gente en su casa lo que ve es que hay cuatro locos ahí que nos llevamos espectacularmente bien. Y lo más importante es que todos nos admiramos.

¿Qué video grabará en Colombia?
El video nuevo lo vamos a rodar en Colombia y será el tema de La canción que necesito.

Sus hijos lo acompañaron como asesores. ¿Cuándo se dio cuenta de que profesionalmente estaban listos para acompañarlo?
El escenario es sagrado, no se puede subir a cualquier persona, aunque sean tus hijos. Es algo que uno debe cuidar con mucho detalle, porque los que vienen a verte son personas que creen en tu trabajo. He sido premiado con cinco hijos con un talento enorme. Los que han estado más cerca son Mao y Ricky, que han girado conmigo por más de siete años. Ricky, cuando era un mocoso de 15 años, tocó la guitarra en un concierto mío en Puerto Rico, porque a mi guitarrista no lo dejaron entrar a territorio norteamericano. Mi hijo tuvo que aprenderse las 23 canciones de mi repertorio en un día. Lo mismo pasó con mi percusionista, que sufrió problemas de salud en Argentina; y Mauricio, teniendo 13 años, se montó al escenario. Actualmente ambos tocan piano, guitarra y cualquier instrumento. Saben de música desde los tres años. ¡Son tremendos músicos!

Su hija también participa en este disco…
Sí, Evaluna canta conmigo La gloria de Dios.

¿Cuál es la fórmula para esa unión familiar?
Definitivamente Dios es el que tiene el manejo de todas estas cosas. Cuando la gente te mira la cara de felicidad por más que haya estrés y agobio, es precisamente porque soy pleno. Tengo una hermosa familia y Marlene (su esposa y quien dirigió el video) es una mujer maravillosa que hace un paréntesis en el trabajo y viene y se me sienta en las piernas, nos tomamos un café y continúa con su trabajo.

Pero debe haber encontrones en el trabajo…
Nosotros convertimos esas discusiones momentáneas en un proceso. Hay algo que nos pasa y que no lo hemos planificado, y es que siempre después de la discusión terminamos en una carcajada.

Montaner, el único extranjero de los cuatro preparadores principales de La voz Colombia, vuelve a fijar su mirada en la Garganta del Diablo, guarda silencio y en sus ojos extasiados se puede adivinar tal vez la posibilidad de otra letra, una tal vez nacida en el golpe sordo y poderoso de ese refugio de Dios que son las Cataratas de Iguazú.

Desde hace varios años tiene una fundación para niños down, La Ventana de los Cielos. Aquí con una bebé down que lo visitó en el hotel en Iguazú.

“Lloré Cuando vi las cataratas por primera vez. Es lo más cercano a estar con Dios”.

“Marlene Rodríguez, su esposa, trabaja hombro a hombro con él. Ella dirigió el video de ‘Time’“.

Por: GLORIA FRANCO    eltiempo.com

Share Button